21 may. 2012

Te sorprendería.


 Unas veces me levanto con ganas de comerme el mundo y otras, simplemente parece que el mundo me va a comer a mí. Puedo estar llorando y a los cinco minutos estar cantando, saltando y riéndome. No soy fácil. Soy una chica difícil, pero con un simple abrazo soy capaz de sacar la sonrisa más grande del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario