18 jun. 2012

Aquí sólo sobrevive el más fuerte.

Me he sentido frágil cuando alguien me miraba fijamente a los ojos. He visto mi mundo derrumbarse por mi espalda cuando menos fuerza tenia para sostenerlo. Necesito esa sonrisa para vivir, necesito mil motivos, mil movimientos, mil susurros para sobrevivir cada día.

Mientes, me haces daño y luego te arrepientes...

 "Yo estaba donde tú querías, en el suelo, en la palma de tu mano. Siempre pendiente de tus movimientos. Esperando al próximo encuentro en el que me ibas a evitar, como de costumbre. Una humillación más. Un poco más de daño. Un poco más de dolor. Vamos, ¿qué más da? Ya había perdido la cuenta, pero sin duda ibas ganando. Vamos, sigue. Tú y yo espalda con espalda y yo contra la espada y la pared, una vez más, porque tú nunca vas de cara.
 Hazme más pequeña, cuéntame más mentiras, créetelas, duerme con ellas, haz que los demás se las crean porque yo, ya he dejado de creermelas."

Todo por una locura.


 Merece la pena vivir esta historia aunque sea sólo por sentirme viva, por llenarme los pulmones de aire frío y sonreír con ganas. 

We've got a lot to learn; God knows we're worth it.

 Y míranos... así, tú y yo. ¿Quién diría que en unos mes nos separamos? Si pudiera me desharía las maletas, o por lo menos, trataría de llenarlas de ti, de cosas que me hiciesen recordar que vivo pendiente de ti. 
 Seguiré viendo cientos de parejas, felices y enamorados de pies a cabeza pasar por mi lado y eso me llevará a repetirme una vez más que la distancia no es más que una línea, una simple línea, pero que has traspasado. No podré comparar a nadie contigo, no habrá nadie como tú, ni nacidos aquí, ni turistas de allí, ni nadie. De todos los siete mil millones y pico de personas que hay en la Tierra, eres la única a la que quiero a mi lado. Sé que habrá días en los que se te olvide pensar en mí, en los que tendrás la cabeza en otros asuntos, en los que estarás más pendiente de ver cuándo sale el sol, pero no importa, porque nada cambiará, ¿verdad? Mientras tanto, estando lejos esperaré que no llegue el momento en el que no recuerdes ya mis rasgos, el color exacto de mis ojos, o mi risa... Y mientras, te echaré de menos hasta la saciedad.
 Van a ser los cuatro años más largos de mi vida, pero aún así, los momentos difíciles se pasan tan rápidos como el estribillo de una canción, y serás como una melodía de esas que siempre estás tarareando porque no puedes quitártela de la cabeza. 


Personas.

 Hay personas que te llenan la vida con sólo estar en ella. Hay personas que abrazarías sin tiempo ni medida, sin necesitar algún motivo. Hay personas que ni con distacia o peleas se les puede alejar. Hay personas que no se les puede calificar, que siempre serán ''el mejor'' en todo lo que hagan. Hay personas que si se van, no hay reemplazo que valga.
Hay personas a las que amas de manera inexplicable, de la mañana a la noche y así todos los días. Tú eres de esas personas. Tú eres esa persona.

15 jun. 2012

Fifteen makes four; fifteen makes forever.

 -"Ámame lentamente, porque será la mejor manera para saborearlo.
Ámame locamente, porque no se cuánto te durará el enamoramiento.
Ámame fugazmente, porque así podré guardar tus besos más apasionados.
Ámame con pasión, porque eres lo que más quiero.
Ámame sin peros de por medio, porque ni tú ni yo lo necesitamos.
Ámame despacio, porque así me ganarás poquito a poco.
Ámame sin más, porque es lo único que necesito.
Ámame dulcemente, porque aún no se inventó una manera mejor que esa.
Ámame, porque no te cuesta más que un poco de tiempo."

 Mi corazón dice que te necesita del verbo abrazar y besar. Mis sentidos dicen que te necesitan tanto como el desierto necesita a la lluvia. Te necesito como un libro necesita sus palabras, como un cantante necesita su voz, como un niño que necesita su alegría y casi como el aire que respiro, porque sin aire no vivo.

10 jun. 2012

El gusanito del tenis...

[Cuando persigues un sueño, encuentras en el camino muchas señales que te indican la dirección, pero si tienes miedo no las ves...]

 Odio pensar. Es lo peor del mundo cuando no te aclaras... No sé. No sé qué coño hacer con mi vida. Perdón por ser así de basta, pero es la única manera en la que puedo expresarme "bien" ahora mismo. 
 Es lo que siempre he querido hacer, lo que siempre he querido ser. No imaginaba mi vida sin jugar al tenis.  Lo veía como más que un deporte. Se había convertido en mi manera de vivir y de disfrutar al máximo, pues me ha regalado emociones muy intensas que no sabía ni que existían. Me ha cambiado la vida, mi mentalidad, mi forma de ser, de ver las cosas...  Dormía, vivía, y respiraba tenis. Pasaba muchísimo más tiempo metida en una pista entrenando que con mi propia familia, y a mis amigos sólo les veía en clase.
Era mi sueño. De hecho, sigue siéndolo...

¿Será demasiado tarde? Ahora que lo pienso... ¿cuándo sabes que es demasiado tarde para hacer cumplir tu mayor sueño?