25 jul. 2012

Amor.

 Es lo que buscamos a lo largo de nuestra vida, lo que nos sostiene el alma en cada momento. Lo que aumenta los latidos de nuestro corazón a mil por hora al encontrar el verdadero. Es lo que nos inunda por dentro de placer al ser correspondido, pero que a su vez puede matarnos en vida al no serlo. Es el culpable de tantas madrugadas insomnes: por querer disfrutarlo desenfrenadamente si está a nuestro lado; o por ahogarnos en lágrimas minuto tras minuto al ya no sentirnos sus receptores. Es la causa de tantas locuras cometidas por querer alcanzarlo. Motivador de que una vez que nos llega, nuestro mundo se transforme. Es compañero eterno para muchos, pasajero de un corto viaje para otros.  

 Es un concepto tan difícil de explicar, pero tan fácil de sentir, y aún así, no tan simple de transmitir. En los amantes es un único corazón que vive en dos cuerpos. Es un generador de consejos sinceros, para rescatar del dolor a esa persona que sufre por no recibirlo de quien quisiera. Armadura que nos convierte en potentes luchadores por quien de verdad amamos, y que muchas veces nos vuelve vencedores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario