5 jul. 2012

Seh, eso...

Tengo ganas de irme, de hacer un viaje desesperadamente largo, o simplemente que me trague la tierra por un tiempo. Ya no quiero saber nada de nadie, nada con nadie ni que nadie sepa de mi. Me quiero ir al fin del mundo. ¿Habrán billetes hasta el fin del mundo? 
A veces, como ahora, deseo empezar de cero, tener un nuevo pasaporte de identidad y dejar que cada cual me ponga la edad que quieran, la que les de la gana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario