18 jun. 2012

Todo por una locura.


 Merece la pena vivir esta historia aunque sea sólo por sentirme viva, por llenarme los pulmones de aire frío y sonreír con ganas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario