23 sept. 2013

Palabras para ELLA.

 Apareciste en mi vida de la misma manera en que lo hacen las mejores cosas, muy de repente y sin avisar. Miércoles 15 de febrero, me acuerdo perfectamente, mi día, número y acontecimiento favorito desde entonces. 
Ese mismo día, me hiciste sentir cosas que nunca antes había sentido... Te habías instalado justo al lado de mi sonrisa. Sin que me diera cuenta apareciste y lo llenaste todo de luz. Iluminaste mi vida. La hiciste mejor. Mi vida es lo que es hoy en día gracias a ti.
Fuiste la casualidad más oportuna y bonita de todas. Lo mejor que me ha pasado en la vida.

 Inundaste esos días de recuerdos, de conversaciones y tonterías inolvidables, de historias imborrables, de sonrisas eternas. Y por alguna que otra razón que hasta hoy en día no me puedo explicar, después de año y medio a tu lado, no puedo dejar de pensar en esos días, en el principio, en cómo empezó todo... Quizás ahora que ya no somos, quiero volver a ser contigo, aunque tú tengas otros planes...

Necesito acariciar tu piel, oler el perfume de tu cuerpo, besar tu boca de nuevo y siempre que me apetezca. Cogerte de la mano e ir con la cabeza alzada de orgullo porque seas mi novia. ¿Qué más voy a decir..? Eres el amor de mi vida, y no soporto la idea de no estar contigo, de no estar a tu lado ni tenerte cerca...

PERDIDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario